Hacia la fábrica inteligente del futuro

Comparte el post en tus Redes SocialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

CharlesChaplin

 

La Industria 4.0, también conocida como cuarta revolución industrial, es una visión de cómo serán las fábricas del futuro: centros productivos ágiles, flexibles e inteligentes gracias a una mayor interconectividad entre los distintos sistemas y elementos productivos.

En un escenario global donde se está volviendo a un modelo de proximidad de las fábricas a sus mercados y donde existe una muy fuerte competencia de países con salarios muy bajos, se vuelve indispensable que las factorías sean agentes ágiles y flexibles capaces de responder a una demanda cada vez más exigente y más personalizada, con productos de un mayor valor añadido que sean más inteligentes.Más allá de cumplir con su función básica, deben proveer de una experiencia claramente diferenciadora.

Sustentada bajo los pilares de factores clave tales como fabricación aditiva, sistemas ciberfísicos, herramientas de simulación o realidad aumentada, la Fábrica Inteligente supone un gran reto para la industria, al mismo tiempo que ofrece promesas para alcanzar fabricaciones totalmente personalizadas, altamente flexibles, con una muy elevada calidad y con costes muy contenidos.

 

LA INDUSTRIA 4.0 VISIONA UN MODELO DE FÁBRICA INTELIGENTE DONDE LAS OPERACIONES SERÁN MUCHO MÁS ÁGILES Y FLEXIBLES.

Aún siendo una visión muy avanzada de las Fábricas del Futuro, algunos de esos pilares ya los estamos viviendo: las empresas industriales disponen cada vez de un mayor volumen de información acerca de sus procesos, se conectan un mayor número de máquinas y procesos para disponer de datos en tiempo real, la propia trazabilidad e información de las condiciones en las que se ha fabricado un determinado producto, los datos se analizan cada vez con herramientas más sofisticadas para obtener unos mejores indicadores que favorezcan una óptima toma de decisiones orientada y alienada con la estrategia de la empresa…

Como complemento, la Industria 4.0 ofrece una visión que va un paso más allá, con soluciones de simulación y sistemas ciberfísicos, sistemas de sensórica avanzada para la monitorización de los procesos, fabricación aditiva, productos inteligentes y nuevos modelos de negocio basados en el uso de los productos frente a la compra de éstos, entre otros.

En cualquier caso, las fábricas son un ecosistema tradicionalmente muy conservador donde cualquier innovación disruptiva debe testearse previamente y analizarse con detalle antes de pasar a su estandarización y despliegue en las plantas industriales. Por eso, esta “revolución” será en gran medida consecuencia de pequeños saltos incrementales más que de un hito que marque un antes y un después.

Por otro lado, y muchas veces olvidado, estas innovaciones que se plantean en el medio y largo plazo deberán estar siempre consideradas bajo un marco de alto nivel y con una hoja de ruta definida, con el fin último de buscar una ventaja competitiva en el sector y convertir a la empresa en un referente y en un actor claramente diferenciado.

Tratándose de tecnologías que aplican directamente a los procesos productivos, no debe olvidarse que lo que se está buscando es que las mejoras que se obtengan a pie de máquina deberán ir alineadas con la estrategia y con lo que la empresa requiere. Además, no deja de ser indispensable incorporar las tecnologías mencionadas como parte de una estrategia de mejora en los  procesos, que conduzcan a un incremento de la productividad y eficiencia a la par que a una reducción de los costes de fabricación.

 

SON LAS PERSONAS, LOS LÍDERES Y LOS EQUIPOS MULTIDISCIPLINARES QUIENES APORTAN VALOR A LOS PROCESOS PRODUCTIVOS.

Un aspecto fundamental y clave de la Industria 4.0 es el componente humano. Entre tanta tecnología y automatización parece complicado ubicar a las personas en las plantas industriales del futuro. Sin embargo, la Industria 4.0 tiene un foco humano muy fuerte. Siguen y seguirán siendo las personas quienes gestionen los procesos y las que aporten valor. Cierto es que muchas tareas serán automatizadas por robots colaborativos, nuevas máquinas y/o tecnologías pero no cabe duda de que el éxito, los valores y la propia optimización serán sustentadas en líderes y en equipos de personas.

Serán requeridos perfiles con nuevas capacidades y los distintos centros de formación deberán alinearse con lo que las empresas del futuro requerirán para alcanzar las metas y objetivos marcados.

Del mismo modo, la visión del liderazgo de las empresas deberá adaptarse y será fundamental contar con líderes de empresa que transmitan a sus equipos el valor y la mejora que supone subirse al tren de la Industria 4.0, al mismo tiempo que les hace ver el papel activo que deben desempeñar. Igualmente, la creación de equipos interdisciplinares será un factor que condicione el éxito de la adopción de la Fábrica Inteligente: no se trata de un proyecto a pilotar por el área informática ni por ingeniería, I+D o producción; se requieren equipos transversales que, desde sus respectivas áreas, aporten las capacidades necesarias para alcanzar procesos más optimizados.

 

ELARA AYUDA A LAS EMPRESAS INDUSTRIALES A INCREMENTAR SU PRODUCTIVIDAD DESPLEGANDO SOLUCIONES ALINEADAS CON LOS PILARES DE LA INDUSTRIA 4.0

Queda claro que esta visión de la Fábrica Inteligente no se producirá en el corto plazo. Los sectores y actores más avanzados están empezando a realizar determinados pilotos o pruebas de concepto para empezar a calibrar el impacto que estas tecnologías van a tener sobre sus procesos productivos, sus propios productos e incluso sobre los modelos de negocio sobre los que se asientan. En cualquier caso, toda industria deberá hacer la reflexión acerca de dónde puede obtener el máximo beneficio y sustentar cualquier acción teniendo claro el retorno que se va a obtener.

Elara, como ingeniería que ayuda a las empresas industriales a mejorar su productividad y competitividad, alinea las soluciones desplegadas con los pilares de la Industria 4.0 planteando escenarios hiperconectados, con redes de sensores avanzadas y con herramientas de análisis de los datos que favorezcan una optimización de los procesos productivos.

Siendo conscientes de la hoja de ruta y los plazos previstos para alcanzar plenamente la Fábrica del Futuro, las soluciones que desplegamos actualmente tienen como foco actual y en el medio plazo cómo conseguir procesos de fabricación que, a través de la automatización de los flujos de información, sean flexibles asegurando la calidad de los productos.

Por otro lado, complementamos las soluciones implantadas con labores punteras de I+D+i y colaborando estratégicamente con agentes expertos en sus áreas que nos permiten completar una visión integral: desde la Gestión de las Operaciones hasta los conectores necesarios para la extracción de los datos de los distintos sistemas implicados.

Actualmente, estamos haciendo especial énfasis e hincapié en el impacto que estándares y seguridad tendrán en la Fábrica Inteligente: una mayor interconectividad requerirá de sistemas seguros que controlen el acceso a los datos y a los sistemas. Al mismo tiempo, será imprescindible una estandarización en el acceso a dicha información. Para ello, Elara trabaja en el análisis de los distintos estándares actuales y se apoya en figuras de renombre mundial para plantear arquitecturas bajo estas premisas.

Desde Elara, creemos firmemente que la Fábrica Inteligente será una realidad. No sabemos si veremos las primeras implantaciones de la Industria 4.0 en un horizonte de 5, 10 o 15 años, pero lo que está claro es que debemos ir dando pasos concretos, correctamente alineados y con una hoja de ruta definida que nos indique el camino hacia fábricas inteligentes dotadas de procesos productivos ágiles e innovadores que garanticen y aseguren su propia competitividad.

Articulo publicado en la revista Negocios en Navarra

foto Iñigo Navarro

Iñigo Navarro

Director Técnico de Elara ingenieros

Comparte el post en tus Redes SocialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *